×

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recordar sus preferencias de navegación en esta web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información al respecto, acceda al enlace "Política de Cookies" que aparece a continuación.

Las especialidades

Osteopatia pediátrica

Osteopatia uro-ginecológica i obstétrica

Osteopatía deportiva

Osteopatia uro-ginecológica i obstétrica

La ginecología osteopática ofrece la posibilidad de tratar problemas y molestias funcionales de la región hipogástrica y la pelvis menor, así como problemas que pudiesen aparecer durante la época de gestación y post-parto, a través de técnicas funcionales sin ningún tipo de agresividad ni efecto secundario.

¿En que problemas uro-ginecológicos puede ayudar la Osteopatía al paciente?

Problemas musculares y fenómenos de tracción en la región de la pelvis menor por retracción del sistema ligamentario o por cicatrices, pueden dar como consecuencia dificultades para y durante el embarazo, incontinencia urinaria o facilitar el terreno para infecciones de repetición, así como el prolapso de matriz en la mujer y la inflamación prostática en el hombre. Estos problemas tienen una respuesta excelente con el tratamiento osteopático.
Las molestias en el pecho también pueden ser musculares o debido a la postura.
Todos estos problemas también pueden causar dolor en la columna vertebral así como sensación de ciática u otras manifestaciones músculo-esqueléticas que no tienen una explicación en el campo médico convencional.

¿Por que es importante el tratamiento osteopático durante el embarazo?

El embarazo es una etapa de rápidos cambios y el tratamiento osteopático puede ayudar al cuerpo a adaptarse a ellos. Durante las 40 semanas de gestación el aumento de peso y la modelación corporal crea un desplazamiento posterior del centro de gravedad, que combinado con un aumento de la elasticidad muscular y los ligamentos de sostén, genera un estrés mecánico que puede producir síntomas como dolor de espalda generalizado, ciática por comprensión nerviosa, dolor púbico o sacroilíaco.
Del mismo modo, para acomodar el feto en crecimiento, el cuerpo es sometido a grandes cambios en su fisiología. Algunos son obviamente visibles y otros son mas sutiles, ya que son consecuencia de los factores hormonales que afectarán al funcionamiento de la mayoría de los sistemas.
El objetivo del tratamiento osteopático es ayudar a este proceso natural maximizando la habilidad del cuerpo para adaptarse a los cambios de la forma más eficiente posible y minimizando el dolor y la incomodidad de la madre y el bebé.

¿Puede influir la Osteopatía en el nacimiento de mi bebé?

Otra razón por lo que es importante el tratamiento osteopático durante el embarazo es la de ayudar a preparar un parto lo más fácil y cómodo posible. Un buen equilibrio estructural en las articulaciones de la pelvis y la columna lumbar ayudará al bebé a encajarse en una posición correcta y a encontrar el camino más fácil en el canal del parto. Si a la pelvis de la madre le falta movilidad o no tiene una buena mecánica, puede interferir en el paso del bebé. Estas restricciones articulares pueden ser corregidas fácilmente y con seguridad mediante el tratamiento osteopático.

En las últimas semanas de embarazo, el tratamiento osteopático puede ayudar a resolver tensiones de la pared abdominal y el suelo pélvico. Esto se traduce en una mejora en la calidad del movimiento de toda la cintura pélvica, estimulando la respuesta neurológica y hormonal que al mismo tiempo permitirá la estimulación de las contracciones uterinas en el momento del parto.

¿He de seguir el tratamiento osteopático después del nacimiento del bebé?

Sin ninguna duda sí. Los efectos sobre la estructura física del embarazo y el parto son difíciles de resolver completamente por si solos en la mayoría de casos. El cuerpo se beneficiará de una revisión para asegurar que la columna, la pelvis y las costillas están volviendo a su posición normal. En ocasiones, además, la tensión que debe soportar la pelvis de la madre durante el parto puede generar lesiones mecánicas y/o estructurales que crearán futuras disfunciones como dolor durante las relaciones sexuales, incontinencia urinaria y/o fecal que se pueden solucionar de una forma relativamente fácil con el tratamiento osteopático.
Por otro lado, durante la lactancia, es común sentir dolor en la parte media y alta de la columna. el tratamiento osteopático de estas zonas puede aligerar la incomodidad. El Osteópata puede además aconsejar las mejores posturas tanto para dar el pecho, como para dormir y para el resto de las actividades diarias.

© 2013 Centre d’Osteopatia Sabadell. Todos los derechos reservados C/ Lacy, 62-64 Interior Bajos 08202 - Sabadell. Barcelona|93 722 03 37|osteo@osteopatiasabadell.com